(1 de agosto de 2008)

Pues resulta que en el EXPANSIÓN del pasado sábado 26 de julio, aparece un muy interesante artículo de Fernando Rodriguez y R.de Acuña, donde se explica razonablemente bien en que consisten las crisis, cómo se generan y cómo se sale de ellas. Y es la primera vez que leo un artículo sobre la crisis tan claro y bien desarrollado.

La verdad es que que recientemente bosquejé  una solución que presento más abajo, y que  incide punto por punto en los mismos asuntos, llegando a la misma conclusión (no creo que me haya leido, pero ¿ quién sabe ?). En todo caso, está muy bien (la suya).
 

Actualizado a 11 DE JULIO DE 2008.

LA CRISIS y UNA POSIBLE SALIDA (aunque no a corto plazo)

Voy a intentar explicar mi particular visión acerca de la crisis actual…

Por lo que sabemos, se ha originado una grave crisis fundamentada en 4 “subcrisis” subyacentes…

1. De materias primas; sube desbocado el petroleo… y por tanto, los transportes (que afectan a todo); tambien suben el maiz, el trigo, el arroz… porque los bioconbustibles han creado una demanda artificial de esos productos que ha generado escasez para el uso tradicional, es decir, sube tambien el pan y los piensos, por lo que sube asimismo la carne… en una espiral sin fin.

2. De liquidez; porque los bancos americanos y también bastantes europeos han ido creado estos años pasados una serie de “activos financieros” basados en titulizaciones de “activos hipotecarias” (casas), que subian a lo loco; al desplomarse la venta de viviendas, se ha desplomado tambien el precio de las casas, por lo que todas las operaciones bancarias (por ejemplo, los créditos que han dado para operaciones corporativas o para el consumo…) avaladas o apoyadas en titulizaciones hipotecarias se han venido abajo (avaladas, es que su garantía es precisamente el precio de las casas) . Todo el valor que pierda ese producto financiero debe reponerlo el banco mediante la provisión de fondos, vengan estos de beneficios, de ampliaciones de capital o de fondos propios existentes… amén de la siempre asustadiza gente que retira repentinamente el dinero o sus valores de los bancos más “provisionados”… en definitiva, que los bancos tienen problemas… y claro, no se fían unos de otros por lo que se prestan el dinero con mayor diferencial respecto del valor “oficial”. Si hoy este valor está en el 4,25% en Europa, los bancos lo suben hasta un 5,5% para dejarse dinero unos a otros… este tipo es el Euribor, claro. Como no hay liquidez (es decir, la hay pero el dinero es caro), los bancos captan dinero de los clientes dando altos intereses en los depósitos que ofrecen… ¿ te suena ? Y encarecen las hipotecas; nuevas y antiguas.

3. Crisis Inmobiliaria, porque hemos construido demasiado, la demanda se reduce y el coste y plazo de las hipotecas se dispara. Y ya se sabe que al construir una casa entrean empresas constructoras, cementeras, azulejeras, de electrodomésticos, de carpintería, de cerrajerías, electricistas, etc… arrastra en su conjunto fácilmente un 20/25% de la producción española.

4. Crisis del empleo, porque con las otras tres, raro sería que no se entrara en una espiral de pérdida de empleo, por tanto de reducción de consumos, por tanto de beneficios empresariales (se vende menos), por tanto, se pierde más empleo… etc…

No hay que olvidar que nuestras economías se basan en consumir; consumimos los bienes que las empresas producen, ello produce beneficios y genera más empleo, que a su vez introduce nuevos consumos… pero con el dinero caro, con los precios altos, con poco empleo, es normal que la gente consuma menos y acabemos entrado en barrena. Porque si la construcción y el consumo interior no tiran, somos un país ya caro para el turismo, nuestra industria es débil y nuestra agricultura deficitaria… ¿ qué nos queda ? Pues recuperar el consumo. Puede no ser lo que más nos guste, pero es LO QUE HAY.. Y sólo se consume con lo que te sobra… es decir, necesitas tener dinero, y para que llegue a todos, tenerlo barato.

Y una solución…

Y aunque parezca no relacionado, cuando vienen crisis como ésta es cuando se ve que gastar 50.000 millones de euros en reducir las emisiones de dióxido de carbono para lograr en 2100 que la temperatura mundial sea 0,15º más baja, es decir, que suba 2,85º en lugar de 3º, es una solemne tonteria… es una Kioto-tontería. ¿ Podríamos emplear mejor los 50.000 millones de euros ?

¿ qué es lo que genera más polución mundial ? obviamente la quema de combustibles fósiles, ya sea carbón en centrales térmicas ó gas natural, como gasolinas, fuel, qurosenos y gasóleos en vehículos… (750 millones de vehículos circulan por las carreteras del planeta… y teniendo en cuenta los crecimientos de China. India, Arabia, México, etc, podría doblarse ese número en 25 años).

Por ejemplo, en el año 2001 un pais-tipo industrializado como Francia, consumió un 20% de la energia total en transporte, un 25% en calefacción, un 15% en industria… y SORPRENDENTEMENTE… un 35% de la energía en producir el resto de la energía consumida… Science Actualités . Por cierto, el transporte francés consume un 20% de la energía total consumida en Francia…… pero casi el 50% del petroleo total consumido.

En España, el sector del transporte consume un 37,5% del total (en 2005). Puede ser que transportemos mucho más, o que seamos menos eficaces… o bien que en Francia hace más frío y otros sectores pesan más, no sé.

La distribución del consumo de energía del transporte, por ejemplo en España, en el año 2004 es: 80% carretera, 2,5% ferrocarril, 3,7% marítimo y 13,3% aéreo… luego SI es muy efectivo reducir el consumo de carburantes especialmente en los vehículos privados. Ministerio de Medio Ambiente

La solución a estos problemas medioambientales es modificar desde la base nuestros actuales estándares de movilidad y generación de energía, mediante la inversión en investigaciones que optimizen y abaraten las tecnologías solares, la pila de hidrógeno, eólicas, porque de este modo no solo reduciremos enormemente el problema medioambiental… sino que mejoraremos nuestras economías.

Imaginemos que en un plazo de 5 años lográsemos que un 30% de las ventas fueran de vehículos ecológicos (llamemos así a los vehículos que al menos el 50% del tiempo funcionen con energías no basadas en gasolinas ó gasoleos…); en pocos años el parque automovilístico mundial emitiría la mitad de gases invernadero y particulas contaminantes (por ejemplo, un motor de pila de hidrógeno sólo suelta agua y los motores alimentados por energia solar sencillamente no “sueltan” nada…). ¿ Es posible ese objetivo ? SI: de hecho, cada década se reduce a la mitad el coste por kwh de la energía solar… es decir, en pocos años costará lo mismo de producir que la energía hidraulica, térmica o nuclear…)

Y puede que te preguntes ¿ algo me he perdido ? ¿ este tío no iba a dar una solución para la crisis ? ¿ el medio ambiente que tiene que ver ?

Pues si. Es que además al reducir la necesidad de petroleo, lógicamente lograremos que su precio baje; la cuestión es simple: si de los 80 millones de barriles diarios de consumo bajáramos lentamente a una cifra inferior significativa, es obvio que los paises productores deberán des- incentivar el uso de energias alternativas… lo que se logra bajando el precio de su producto, el petroleo. Que de todos modos, siguiendo la ley de la oferta y la demanda, bajaría.

Pero además, las materias primas básicas como los cereales también bajarían, porque han subido debido a su estúpido uso para biocombustibles; la cuestión no es sólo económica, pues parte de las cosechas de cereales producidos en zonas del centro de áfrica están convirtiéndose en carburante en vez de llegar al mercado en forma de pan, porque es más rentable para el agricultor… también es una cuestión ética.

Todo ello provocará que la inflación se reduzca en gran medida… pues al menos entre un tercio y la mitad de la inflación se debe a la subida del petroleo y a la de los productos básicos como leche, carne o cereales, y evidentemente el transporte (que afecta a todo). Y no olvidemos que estan subidas han venido para quedarse… salvo que se haga un esfuerzo realmente sólido para evitarlo. Con medidas marginales sólo se limitará la subida.

Y si reducimos la inflación, a su vez los Bancos Centrales podrían reducir los tipos oficiales (que ahora mismo se mantienen altos o suben debido al riesgo de inflación).

Y al bajar el tipo oficial, el Euribor se reduciría en parecida medida… si mantiene su diferencial (que ahora mismo es excesivo)… en consecuencia el coste de las hipotecas sería más asumible…

Y finalmente las familias tendrían más dinero para gastar, y lo que en nuestro mundo significa “gastar mucho” es “vivir mucho”, compramos casas, coches, alimentos de lujo, nos compramos muebles y cosas supérfleas, salimos de vacaciones, nos pagamos gimnasios, salimos a cenar y bailar… casi todo nuestro “ocio” en este mundo es gastar…

Pagar menos de hipoteca y tener créditos más asequibles (ya sean de consumo para familias o de inversión para empresas…) significa disponer de dinero para gastar y en consecuencia generar demandas de producción y de transporte que culminan en incrementos de los beneficios industrales, de los establecimientos de venta o de servicio al público y finalmente en más empleo…

Y ese mayor empleo genera más gasto que… bueno, como se ve, tanto para lo bueno como para lo malo entramos en una espiral de efectos que se retroalimentan, pero esta vez positivamente.

Acabamos en la espiral. Justo donde empezamos. Nuestro progreso a corto-medio plazo, y desde luego a largo, es investigar y cambiar nuestro modelo de energía primaria desde la quema de combustibles fósiles a las energías limpias y sostenibles. Reduciremos la temperatura del planeta y haremos una sociedad más rica para todos y por tanto más justa. Hace falta un gran esfuerzo a corto plazo, de varios paises, costoso pero con grandes perspectivas, y hay que hacerlo en 2 ó 3 años. Este tipo de macro – proyectos se ha hecho antes, puede hacerse ahora.

Puede parecer un alegato medioambiental no parece relacionado con la crisis… pero lo está. Luego SI es posible gastar mejor los 50.000 millones de euros (o más) que va a costar Kioto.

Me he quedado a gusto…